Si puedes evitar el impago hazlo

Aunque en Grupo Recobro normalmente los consejos van dirigidos hacia los acreedores siendo estos los clientes que acaban contratando con nuestra empresa de recobro hoy en nuestra empresa queremos aconsejar a los deudores.

O mejor dicho, a los posibles futuros deudores pues aquí de lo que estamos hablando es de aquellos deudores que de momento no han dejado ninguna deuda impagada.

Esto es lo que tienes que buscar en todo momento, se que muchas veces no es posible por la situación de nuestro negocio pero hay que partir del hecho de que tener una empresa con deudas acarrea una serie de problemas que ningún deudor desea tener.

A menos si eres uno de los llamados como morosos profesionales o deudores intencionales, si este es tu caso puedes dejar de seguir leyendo pues nunca has tenido intención de pagar las deudas que debes.

Es a los deudores que no les interesa tener deudas impagadas a quienes puede interesarles este artículo, al resto es muy posible que en algún momento se encuentren con algún recobro extrajudicial de deudas.

¿Qué consecuencias generan los impagos en la empresa?

Lo primero es perder posible clientela así como proveedores.

Las empresas que tienen impagados detrás de ella suelen generar el rechazo por parte del resto de empresas, no rechazo moral sino económico.

Una empresa con impagos es una empresa de la cual no se puede fiar en el sentido de que no les pueden vender a crédito porque quien sabe si luego podrán o no pagar la deuda.

Importante, estamos hablando de las consecuencias a nivel empresarial y económico pues son muchas las empresas que acaban quebrando a lo largo de los años en donde sus deudores no tenían ninguna intención de que se creara tal situación.

Generalmente estos impagos suelen aparecer en los registros de morosidad.

El RAI o registro de aceptaciones impagadas es el más famoso de todos aunque también hay otros como el asnef empresas y otros registros en donde las empresas deudoras pueden aparecer.

Esto impide a muchas de estas empresas obtener cualquier tipo de financiación comercial entre sus proveedores con lo cual por el impago la situación del negocio ya vemos como se está volviendo insostenible.

Por si esto fuera poco ahora hay que sumarle la posible reclamación judicial de deudas que pudiera hacer el acreedor de la deuda, es un problema porque no solo se reclama la deuda principal sino que también se puede generar una deuda por costas y gastos judiciales.

Puede que a los morosos profesionales y deudores insolventes esto no les preocupe lo más mínimo, por el contrario a los deudores fortuitos si sabemos que les preocupa sobre todo si la situación de su empresa no es de insolvencia plena.

Si así lo fuera lo que tendrían que hacer los clientes es vender su empresa o mejor todavía, presentar concurso de acreedores con la idea de liquidar el negocio para así pagar lo que se pueda a los acreedores.

Hay otras muchas razones por las cuales una empresa debería de intentar evitar el impago pero te hemos puesto las que consideramos como más importantes.

Cobro morosos y Cobro impagados

Deja un comentario