Moroso intencional/Moroso Profesional: Nuestra especialidad y el objetivo número uno de nuestra empresa  dedicada al recobro de deudas. Este tipo de moroso impaga a propósito pues sabe que el sistema judicial está  a su favor .Piensa que con  declararse insolvente es suficiente para no pagar la deuda.

Es suficiente hasta que llegamos nosotros. Para nosotros el declararse insolvente no es una solución, nosotros investigamos, analizamos y en función de esto determinamos nuestros medios de actuación.

 En estos casos la vía extrajudicial mediante gestores de cobro uniformados suele darse casi desde el inicio a no ser que veamos una predisposición en el pago por parte del deudor.

Moroso por negligencia: Suelen ser empresarios que montan una empresa sin la adecuada preparación para llevar a cabo la tarea. Al final acaban endeudándose por no haber llevado una correcta gestión de la empresa. Aunque el impago no es apropósito, lo cierto es que sus impagos no tienen porque perjudicar  a otras empresas. Con este tipo de deudores se alcanza fácilmente acuerdos amistosos.

Moroso fortuito: Aquel que tiene voluntad de pagar pero no puede. Aunque muchos intentan camuflarse dentro de este tipo de deudor, puede saberse si de verdad están atravesando problemas económicos y es fácil de comprobar la capacidad de pago que tienen.

En estos casos también se suelen alcanzar acuerdos ya sea mediante intervención de la financiera aportando soluciones efectivas para los mismos o bien negociando plazos de pago que sean asumibles para los deudores.

www.cobro-deudas.es

www.cobro-morosos.es