Uso de testaferros por parte de deudores profesionales

Como empresa que nos dedicamos a tocar varios temas del mundo de la empresa siendo el cobro de morosos y cobro de impagados una de la varias actividades que tenemos es normal que en ocasiones nos encontremos con casos en donde el deudor intenta evitar la responsabilidad de las deudas a través de alguna fórmula.

No obstante hay que tener en cuenta que aquí no estamos hablando de deudores que crean empresas para generar deudas, más bien estamos hablando de deudores que ya tienen deudas y que después a posteriori funcionan con sociedades en las que ellos no aparecen incluso con el mismo objetivo social que el anterior.

¿Por qué funcionan de esa manera?

Lo hacen básicamente porque esos empresarios al tener deudas con otras empresas/ negocios ya sean deudas intencionales o bien deudas originadas por la crisis financiera y económica no quieren que sus acreedores se enteren de que ahora están trabajando con otra empresa (completamente limpia, es decir, sin deudas ante hacienda, proveedores…) y en consecuencia reclamar la deuda también a esa otra sociedad.

Todavía mas importante es actuar así cuando la empresa nueva tiene el mismo objeto social que la ya antigua, es decir, en ocasiones se da el caso que el deudor ha tenido una empresa constructora teniendo que cerrar su empresa por deudas y al cabo de poco tiempo ha constituido una nueva sociedad también dedicada a la construcción.

La razón por la cual en estos casos lo hacen a través de terceros se debe ni más ni menos para que no los acusen de alzamiento de bienes o para que no intenten derivar la responsabilidad hacia el administrador de la sociedad deudora.

¿Como suele plantear el deudor la compra de estas empresas?

Generalmente el deudor no busca comprar una sociedad, más bien lo que busca es un empresario que trabaje con el siendo este realmente quien factura y da la cara manteniéndose el en la sombra. No os imagináis la cantidad de empresarios que hoy en día están trabajando así, no solo por deudas con otras empresas sino también por deudas con hacienda, deudas con seguridad social y otro tipo de deudas que también pueden originarse por la explotación de una empresa.

Ejemplo:

Imagina que tienes una empresa y que por alguna razón debes dinero a hacienda que no puedes pagar. Tienes un negocio pero lo poco que facturas hacienda te lo embarga dándole igual si tienes o no familia, si necesitas generar ingresos para poder mantenerte…En este caso, funcionar con una sociedad de este tipo es lo que hacen muchos empresarios cuando tienen deudas impagadas y no quieren pagar.

¿Y si el deudor es un moroso profesional y hace esto?

Bueno, aquí nuestra empresa de recobro reclama la deuda por la vía del recobro extrajudicial. Siempre y cuando podamos comprobar que el deudor esta trabajando con una sociedad pantalla se podrá actuar contra él, lo realmente difícil es averiguar en qué empresa o donde está trabajando el deudor.

En estos casos de hecho el deudor puede estar localizado y parecer 100% insolvente y sin embargo tener una empresa con la que trabaja, puede no estar a su nombre pero ser su negocio a efectos prácticos.

Cobro Morosos y Cobro Impagados

Deja un comentario